Hepatitis B

Qué es la hepatitis B

  • Es un virus que causa inflamación del hígado y en ocasiones puede evolucionar a la falla hepática aguda fulminante o persistir como una infección crónica, desarrollando cirrosis y cáncer hepático.
  • Se transmite: a través del contacto con sangre o fluidos corporales (como el semen y flujo vaginal) de una persona infectada. También de madre a hijo, durante el parto.
  • Síntomas de la etapa aguda de la infección: náuseas, vómitos, falta de apetito, cansancio, ictericia, orina oscura.

Alrededor de 50% de los infectados no presentan síntomas y permanecen asintomáticos.

Por qué es importante vacunarse

Es la única manera de protegerse de la infección por este virus y sus complicaciones:

  • Insuficiencia hepática aguda grave.
  • Cirrosis.
  • Cáncer de hígado.
  • Cada año miles de personas sufren daños permanentes o mueren por este virus.

Cuáles son las vacunas para adultos contra la hepatitis B

Existen dos formas de presentación elaboradas con virus inactivado (muerto):

  • Una que solo protege contra la hepatitis B.
  • Otra combinada que brinda protección contra la hepatitis A y B.

Ambas se aplican de manera intramuscular en el brazo.

En qué casos no está indicada la vacuna

No debe administrarse a personas con:

  • Fiebre mayor a 38º C.
  • Enfermedad aguda de moderada a severa en curso.
  • Antecedente de reacción alérgica grave.

Quiénes deben vacunarse contra la hepatitis B

  • En bebés: está incluida en el Calendario Nacional de Vacunación de Argentina para recién nacidos en las primeras 12 horas de vida.
  • En niños Ver vacunación en la infancia
  • En adultos: la vacuna es gratuita y obligatoria en la Argentina para todos los adultos mayores de 18 años (Incluida en el Calendario Nacional de Vacunación). Se recomienda en especial para personas:
    • Con múltiples parejas sexuales.
    • Que tienen una pareja sexual portadora de hepatitis B.
    • Con diabetes.
    • Con enfermedades crónicas del hígado.
    • Que reciben hemodiálisis.
    • Que padecen una enfermedad terminal del riñón.
    • Que recibieron o recibirán múltiples transfusiones de sangre o derivados.
    • Que usan drogas endovenosas ilegales.
    • Convivientes de personas con VIH/SIDA o portadores de hepatitis B.
    • Hombres que mantienen sexo con otros hombres.

Cada cuánto se aplica la vacuna en adultos

Tres dosis de la vacuna una vez en la vida. Una vez aplicada la protección es de por vida


¿Sabías que las vacunas son necesarias durante toda la vida?

Descubrí:


Compartir

Última actualización 2 de agosto, 2021